Ixtapa

Nayarit

Parque Eco-Arqueológico “Copalita”

Lugar del Copal*

Parque Eco-Arqueológico CopalitaHace 1500 años, cuando Monte Albán se estaba consolidando como un centro urbano en los valles centrales oaxaqueños, aquí, en la Bocana del Río Copalita existía un pueblo que poseía un sistema de escritura, un sistema calendárico y una compleja organización política, socioeconómica y religiosa. Este pueblo ocupaba casi 30 hectáreas de extensión y llego a albergar a más de 2,000 personas. Tuvo relaciones comerciales con pueblos de Veracruz y otras regiones distantes para el intercambio de diversos productos.

Es probable que los habitantes de este lugar ahora llamado Copalita, subsistieran de lo que les ofrecía el entorno. La caza, la recolección y la pesca brindaban productos para el consumo e intercambio con otros pueblos. Por lo que la navegación en pequeñas embarcaciones, la manufactura de cestas y redes para la pesca y el transporte de productos debieron ser actividades cotidianas. La agricultura debió destinarse para el consumo familiar y comunitario, ya que la acidez de la tierra limita algunos cultivos como los del frijol, tomate y chile.

Parque Eco-Arqueológico CopalitaDe igual modo, los trabajos de ingeniería y arquitectura muestran un avanzado conocimiento en sistemas constructivos. Constructores, grabadores y pintores le dieron peculiaridades al sitio, utilizando ingeniosos sistemas constructivos, aprovechando la zona plana y adaptándose al entorno de lomeríos y pantanos.

Por el momento sólo se pueden visitar algunos de los edificios de lo que fue su centro cívico ceremonial, un juego de pelota y un espacio habitacional situado en la parte alta. Aún no se sabe con certeza qué grupos fueron los constructores y pobladores de Copalita, pues hubo una presencia de muchos grupos a través del tiempo, entre ellos los mixe-zoques y chontales. Por lo que, como sucede hoy en la región de Huatulco, debió ser un lugar atractivo para la confluencia de distintos grupos.

*El copal, también conocido como pom (en lengua maya), es la resina obtenida del “árbol del copal”. Muchos pueblos indígenas en México utilizan el copal como incienso en las “limpias”, temazcales o rituales de purificación.

Atractivos Arqueológicos:

TEMPLO DE LAS SERPIENTES

Se conoce con este nombre ya que durante las investigaciones se encontraron dos fragmentos de cabezas de serpiente talladas en piedra pulida entre sus escombros. Por sus características, se cree que ya estaba en funciones hace más de 2200 años y que tenía relación con el Juego de Pelota.

Como aún puede apreciarse en algunas áreas del parque, existieron humedales o superficies propensas a inundación, de ahí que los antiguos arquitectos e ingenieros hayan tenido que buscar alternativas para la construcción de edificios. La mayor parte de esta estructura fue construida sobre pantano, para lo cual debieron colocar una base de piedra bola de rio que soportara los tres cuerpos que integran el edificio, para posteriormente cubrirla con una capa de piedras planas.

El primer cuerpo del edificio conserva aun fragmentos de aplanados de estuco, el cual se obtenía de una mezcla de concha molida y arena. Este material debió cubrir todos los muros, dando un acabado uniforme, blanco y brillante. Pero debió forzar a sus habitantes a realizar constantes mantenimientos para conservar en mejor estado la fachada de los edificios.

JUEGO DE PELOTA

Parque Eco-Arqueológico Copalita Distintos investigadores coinciden en que los juegos de pelota más antiguos en Mesoamérica tienen una orientación norte sur, tal y como es el caso del edificio de Copalita. Por ello y por el tipo de materiales cerámicos que se encontraron durante su exploración, se cree que funcionó desde hace más de 1600 años prolongándose este uso durante cuatro siglos.

Como en el resto de Mesoamérica, en Copalita el juego de pelota fue uno de los medios para consumar la ofrenda de sangre humana y muerte, pues con el sacrificio dedicado a los dioses, se germinaba y perpetuaba la vida para el sustento del pueblo.

Este juego de pelota tiene algunas semejanzas con otros localizados en los valles centrales de Oaxaca, como los de Monte Albán y Dainzú. Aunque también tienen sus peculiaridades, ya que el patio de juego tiene una superficie hecha de arena y concha marina molida, dándole una característica muy particular.

Cabe mencionar que en este edificio se encontró una roca grabada que posiblemente hacía alusión al nombre original del lugar. Imagen además se retomó para devolverle al sitio su antigua identidad. Actualmente esta pieza se puede apreciar en el museo.

TEMPLO MAYOR

Este edificio, junto con otros como el Templo de las Serpientes y el Juego de Pelota, debió formar parte de un conjunto, que posiblemente estuvo en uso hace 2200 años y funcionó por 900 años. Se cree que fue el edificio principal o el templo mayor de Copalita, ya que destaca de las otras construcciones por su tamaño. Además, se observan por lo menos dos etapas constructivas.

Localizado sobre una loma natural, a la cual se le hicieron modificaciones en la superficie, el edificio fue construido sobreponiendo capas de piedra bola de rio, hasta alcanzar su altura máxima de 15 metros. Posteriormente, como acabado de la fachada, debieron cubrir el núcleo con muros exteriores con piedras planas recubiertas por un aplanado.

Posiblemente, el acceso al edificio era por la plaza principal y se hacía a través de una amplia escalinata situada al poniente del edificio. En la parte superior, se encuentran rocas pulidas de diferentes dimensiones, mismas que posiblemente eran estelas que habrían estado pintadas con motivos propios de los residentes del lugar. Además, en la parte central del edificio existen alineamientos de piedras que parecen delimitar espacios de forma rectangular, mismos que pudieron ser ocupados por los dignatarios y la nobleza del pueblo.

Suscríbase a nuestro boletín

* Datos obligatorios

Ver ubicación en mapa

Green Fees, atractivas promociones y descuentos

Renta de equipo (Ben Hogan o similares)

Carro de golf incluido (compartido)

Distancia del Aeropuerto: 15 minutos

Distancia del centro de la ciudad: 5 minutos